Páginas

Problemas que ocasiona la electricidad estática


El cuerpo humano es un conductor de energía eléctrica. Esa es la razón más sencilla para explicar las descargas de corriente que sufre un automovilista cuando se baja de su vehículo y siente pequeños chispazos al hacer contacto con otra pieza metálica.

Este fenómeno es llamado electricidad estática y es idéntico cuando saludamos a alguna persona y se produce una pequeña descarga o al quitarnos un chaleco escuchamos un sonido metálico en repetidas ocasiones. Nuestro organismo tiene energía y puede almacenarla, ya que trabaja como un condensador capaz de almacenar pequeñas dosis de electricidad.

En los automóviles, generalmente ésta se produce gracias al roce con el viento en un clima seco. Entonces, el conductor absorberá parte de esa energía, cuando esté manejando mientras no toca tierra. El cuerpo guarda la electricidad, cuando aterriza a suelo esa energía se descarga y hace contacto en un objeto metálico u otra persona. De esta forma, los electrones y protones se trasladan.

Peligros de no eliminar la electricidad estática
Como ya dijimos, el auto es una pieza de metal que al cortar el viento induce en él una carga positiva y como los neumáticos son de hule no se puede descargar, por tal motivo cuando bajamos del auto y tocamos la carrocería el auto descargó con nosotros esa energía.

Los camiones pesados, que transportan gas o líquidos inflamables, buscan aterrizar esa electricidad a través de una cadena que arrastran en alguno de sus ejes. Una simple chispa al momento de descargar el combustible puede provocar una explosión que fácilmente borraría del mapa a toda la cuadra.

Situación que también sucedería con los conductores de vehículos livianos, cuando echan bencina por su cuenta y salta esa chispa en el combustible que finalmente estalla.

Una tira de material conductivo elimina estas molestas descargas. Se instala en la parte posterior del vehículo y toca tierra, así evitará que el auto se cargue de energía. Es importante renovarla por lo menos bimensualmente, porque se gastan con excesiva prontitud.

Aunque el problema podemos ser nosotros mismos. La ropa sintética adherida a los asientos del coche de igual material, almacenan mayor cantidad de electricidad en nuestro cuerpo producto del roce. Esto unido a zapatos con una gruesa suela de goma (que alejan nuestras pisadas de tierra y aumentan el almacenamiento de corriente), logra una descarga más fuerte.

Precauciones antes de revisar la bateria
La chispa generada por la electricidad estática puede causar explosión en la batería. En los climas secos ten en cuenta las cargas estáticas y asegúrate de quitar la electricidad estática antes de revisar la batería.

La batería no debe ser revisada por una persona que tenga cargas estáticas en su cuerpo, o con un trapo seco.

Para quitar la electricidad estática de su cuerpo, aprieta una moneda o algún otro metal y toca el auto. Entonces podrás manipular la batería con seguridad.

Precauciones al cargar combustible
Comprendidas las leyes de la electricidad estática, sabemos que pueden saltar chispazos de corriente, cuyo conductor es nuestro cuerpo, cuando hacemos contacto con algún objeto metálico. Esto puede ser muy riesgoso al momento de descargar gasolina en el automóvil, ya que generaría una violenta explosión.

El Instituto de Equipamientos Petroleros de Venezuela investigó 150 casos de este tipo de incendios, a continuación destacamos algunas de sus conclusiones:

De los 150 casos registrados, la mayoría ocurrió por la costumbre de ingresar y salir del vehículo mientras se cargaba el combustible. En algunas situaciones se involucraron personas que volvieron a entrar a sus autos cuando la manguera todavía estaba colocando combustible, cuando terminó y volvieron a salir para sacar la pistola de combustible del auto el fuego comenzó, como resultado de la estática.
La mayoría usaba zapatos con suela de goma.

Gran parte de los hombres nunca vuelven a sus vehículos hasta que la carga de combustible no haya finalizado completamente. Es por ello que raramente se encuentran involucrados en este tipo de incendios.

Hubo 29 incendios en donde las personas entraron a sus vehículos y tocaron las pistolas durante la carga de combustible en autos de distintas variedades de marcas y modelos. Algunos resultaron en grandes daños tanto en los vehículos, las estaciones de servicio y también el resto de los clientes.

Diecisiete incendios ocurrieron antes, durante o inmediatamente después que la tapa del tanque fuese sacada y antes de que comenzara la carga de combustible.

Extrema las precauciones si el combustible se derramó en el piso. Inmediatamente se generan vapores altamente explosivos, que pueden encenderse por chispas de estáticas, por encendido de equipos electrónicos, como celulares, o por el encendido del mismo vehículo. Antes de poner en marcha nuevamente el motor, el combustible derramado debe ser recogido o neutralizado por el personal de la estación de servicio.